Grandes cuestiones
Grandes cuestiones
¿Las estrellas pueden guiar nuestra vida?

SUMARIO.

Introducción.

I - LOS TENEBROSOS SECRETOS DE LA ASTROLOGIA

1 - Horóscopo y zodiaco: ¿Qué son?
2 - ¿Es científico el horóscopo?
• 2.1 - El sistema de estrellas y planetas que dicen tiene influencia en nuestra vida ¿Es verdadero?
• 2.2 - La atracción de los planetas sobre nuestra persona es casi nula.
• 2.3 - Las cartas astrales son calculadas desde una fecha falsa
• 2.4 - Experiencias públicas, controladas científicamente, han mostrado que los astrólogos no tienen más aciertos que el azar.
3 - ¿Cómo explicar que alguna vez los astrólogos acierten?
4 - Cuanto más creemos en el poder de un astrólogo mas influencia tiene este sobre nosotros.
5 - Como saber entonces si el futuro puede aportar algún cambio (cambios) en nuestra vida

II - DE LA ESTRELLA POLAR A LA ESTRELLA DE LOS REYES MAGOS

1 - La ciencia, las estrellas y la libertad.
2 - La estrella de los reyes magos.
3 - Los científicos y la búsqueda de Dios.
• 3.1 - La estrella no es Dios.
• 3.2 - La ciencia no nos muestra a Dios, sino que estudia al mundo.
4 - Estrellas que sí pueden guiar mi vida.
5 - Estrellas que me dan esperanza.


 

INTRODUCCION.

 

Muchos de nuestros contemporáneos recurren a los horóscopos para intentar conocer qué les puede suceder en las carreras, en su trabajo o en el amor, en política y hasta... en las ciencias.

El horóscopo es la famosa "carta astral" que describe la posición en el cielo de diferentes astros en el momento de nuestro nacimiento. De ahí la cuestión: ¿las estrellas tienen una influencia determinante o relativa sobre nuestra vida? Pasando del horóscopo al cosmos real, ¿el cosmos determina nuestra vida y nuestro destino? Para acabar sabemos que los famosos Reyes Magos de la Navidad fueron conducidos hacia Jesús niño por una estrella que observaron. ¿Puede, todavía hoy, la contemplación de las estrellas y del cosmos al hombre hacia los secretos de la existencia, del sentido de la vida, y decirle si hay "una vida después de la vida?" En este dossier presentaremos de una forma sencilla y fácil de leer como encontrar respuesta a estas preguntas. En libertad y verdad

 


I - LOS TENEBROSOS SECRETOS DE LA ASTROLOGIA


 

1 - Horóscopo y zodíaco: ¿Qué son?

Los periódicos van llenos de horóscopos!, "Peces", "Virgen", "Sagitario", "Capricornio" o, "Balanza"... Hay (...) doce signos.

Carta Astral ¿A qué corresponden estos signos? Son en realidad señales, del cielo formadas por un conjunto de estrellas llamadas "constelaciones", y que recordamos por una forma imaginaria o figura: Los Peces, la Balanza... Estas constelaciones están en una faja de cielo que llamamos "la eclíptica", es decir, el camino aparentemente seguido por el Sol en la bóveda celeste estrellada en un año. Esta faja del zodiaco es de 8º30 de anchura a cada lado de la eclíptica, es decir, 16º60 en total. Todos los planetas que giran, como la Tierra, alrededor del Sol - salvo Plutón - se ven igualmente en esta faja de cielo del zodíaco. Así pues, según las estaciones, el Sol del amanecer se alzará en tal o cual constelación del zodíaco.

Los astrólogos de otras épocas, en Babilonia por ejemplo, observando el cielo, el Sol, la luna y las estrellas, habían elaborado un método para predecir el futuro de una persona: Estudiar la posición del Sol y de los planetas en los signos del zodíaco en el momento del nacimiento. De esta manera el horóscopo o carta astral describe la posición de estos astros en el momento del nacimiento. Además, se ha querido reducir el carácter de una persona definiéndola según su horóscopo: si ha nacido en tal época del año, por ejemplo en el periodo de "Piscis", tiene necesariamente el carácter de los "Piscis". Esto ha pasado al lenguaje cotidiano diciendo que "no se debe juntar a un Piscis con un Aries". Es absurdo pero, oímos decirlo, lo vemos escrito y acabamos por creerlo.

De la misma forma los horóscopos describen la suerte, los noviazgos, el éxito en el juego, en los negocios, en la política, etc.

2 - EL HOROSCOPO ¿ES UNA CIENCIA?

En el horóscopo hay una parte de verdadera observación y otra que es pura charlatanería. Me atrevería a decir que hacen relucir algunas estrellas verdaderas para vendernos caras las falsas. Creo que las cosas van por ahí.

Los signos del zodíaco son constelaciones de estrellas que verdaderamente existen. La tierra gira en un año alrededor del Sol en un cierto plano en el cual casi todos los otros planetas están cercanos. Los astrónomos, desde los babilonios hasta Copérnico en el siglo XVI, han pensado que era el Sol y los planetas los que giraban alrededor de la tierra. En realidad Solamente la luna gira alrededor de la Tierra y la Tierra, Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno giran alrededor del Sol en el plano eclíptico. (Como sobre un disco plano). Así el Sol y los mencionados planetas aparecen en el cielo sucesivamente en las diferentes constelaciones del zodíaco. Entonces, ¿Qué tiene de verdadero el horóscopo?

Para que fuera verdadero harían falta muchas cosas.

1°) - ¿Es cierto que el sistema de estrellas y planetas tienen influencia en nuestra vida?

El sistema de los astrólogos no es verdadero. En efecto las constelaciones de los signos del zodiaco existen todavía pero en el curso de los años, el Sol no se alzará mas en los mismos signos del zodíaco Existe un desfase de un signo (un mes) cada 2000 años. Es imposible decir entonces que tal constelación de estrellas - tal signo del zodíaco- determina desde hace miles de años el carácter de las personas. Por los que es igualmente falso fundar las interpretaciones astrológicas en el titilar de las estrellas en modificaciones lentas pero continuas.

En segundo lugar los planetas Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno existen, se conocen desde hace mas de 3000 años y son los únicos que se pueden observar a simple vista. Mas tarde se descubrieron los otros planetas: Urano, descubierto en 1781, Neptuno en 1846 y Plutón en 1930, además, los satélites de Júpiter y los cinturones de asteroides son millones de pequeños astros o trozos de planetas que giran alrededor del Sol, entre Marte y Júpiter.

Sin embargo, la astrología de los horóscopos no tiene nada que decir sobre la "influencia" de todos estos "astros". Si no se les pregunta sobre ellos los astrólogos prescinden de ellos. Pero si se les pone la cuestión, le aseguraran que están íntimamente relacionados. En realidad sus teorías no los tienen en cuenta. Es necesario saber también que las "Constelaciones" de estrellas están formadas, lo sabemos hoy, por estrellas que están aparentemente unidas pero que en realidad están a años luz de distancia y alguna a miles y miles de años luz. De ninguna manera se encuentran agrupadas apara causar un "efecto" sobre nosotros, se trata únicamente de una apariencia. Es evidente que no pueden tener ninguna "influencia" común, contrariamente a lo que creían nuestros antepasados.

2°) - La atracción de los planetas sobre nosotros es casi nula.

Es cierto que según la ley de la atracción universal, todos los cuerpos celestes tienen influencia los unos sobre los otros: Los planetas giran alrededor del Sol, el Sol se encuentra en la galaxia, etc.

Pero a nivel de las personas, Stéphanie RUPHY et Jean-Marc HURE, han calculado en la revista científica La Recherche, diciembre 1996, lo siguiente: La influencia gravitacional del planeta Marte sobre un habitante del centro de París es cien veces menor que la de la Torre Eiffel". Piense ¿qué efecto nos produce la Torre Eiffel cuando caminamos por un lugar de París desde donde no la podemos ver?

En realidad, Solamente el Sol y en menor medida la Luna ejercen efectos tangibles sobre la tierra: luz, calor, energías recibidas del Sol por la Tierra nos dan las estaciones del año, influyen sobre el crecimiento de las plantas etc. Existen incluso algunas veces vientos Solares, constituidos por partículas expulsadas por el Sol que pueden provocar las auroras boreales o tormentas magnéticas. Estas últimas tienen como efecto la perturbación de las ondas de radio, (crac cracc craccc)

En relación con la Luna, junto con el Sol, influye en las mareas y mantiene el ritmo de las estaciones impidiendo tener grandes desviaciones de su eje como sucede con Mercurio y Marte, pero si tuviera algún tipo de influencia sobre el carácter, seria sobre el de todo el mundo y no solamente en el de los que son nacidos en un lugar y fecha determinada.

¿Actúan otras fuerzas? Los científicos responden: ¡Si las hay muéstrenlas!

También nosotros podemos decirles a los astrólogos de hoy en día: "A vosotros que pretendéis hacerme creer en la influencia de los astros, os digo que la única influencia que existe es la que tratáis de tener sobre mí, en virtud de un saber que creéis científico, para deslumbrarme con un aire que no es ni viento Solar, simplemente aire."

Además, los astrólogos, incluso los más meticulosos, son incapaces de verificar exactamente donde se encontraban las estrellas y los planetas en el momento de vuestro nacimiento aunque les deis los minutos exactos.

3°) - La fecha base para los cálculos de las cartas astrales es falsa.

Los babilonios, e incluso las personas que vivían en el siglo XVI, creían en la importancia de la fecha del nacimiento, en las estrellas y en los planetas que se encontraban ese día y a esa hora en concreto. Pero el nacimiento se produce solamente nueve meses después de la concepción y sabemos hoy día que el patrimonio genético y la identidad de cada uno está constituida desde la concepción, de manera absolutamente única. Ello permite que hoy en dia los "tests genéticos" identifiquen a una persona mejor que las huellas digitales.

¡Cómo podemos imaginar que las estrellas y los planetas tienen una influencia sobre nosotros únicamente en el instante de nuestro nacimiento y ninguna durante los nueve meses precedentes! Además ¿Creéis probable que si por una u otra razón nuestro nacimiento hubiese debido ser provocado veinticuatro horas antes (por la salud de la madre o para nuestra supervivencia) ahora tendríamos un carácter completamente diferente?

4°) - Algunas experiencias públicas y contrastadas científicamente han mostrado que los astrólogos no tienen más suerte que el azar.

Algunas veces parece sorprendente el resultado de un horóscopo o la predicción de un astrólogo. La respuesta es simple: Como tú o como yo, algunas veces aciertan. Se han realizado encuestas científicas con relación a éste tema, especialmente por Shawn Carlson, de la universidad de Berkeley, juntamente con la National Council for Geocosmic Research, asociación de astrólogos.

Estos astrólogos, a través del horóscopo, hacían la descripción psicológica de un cierto número de individuos y luego a estos mismos individuos se les hacia un test científico de personalidad. A continuación los astrólogos debían identificar entre tres el verdadero test científico que se les proponía para el individuo al cual ellos habían hecho el horóscopo. Los individuos por su parte debían reconocer en tres descripciones astrológicas la que el astrólogo había confeccionado para él.

Los resultados de estas dos experiencias fueron publicados en 1985 en la revista científica Nature. No son muy complicados de explicar: Los astrólogos se equivocaron en dos de tres intentos para encontrar el verdadero test de la persona a la que ellos habían hecho el perfil psicológico mediante la astrología. Los individuos se equivocaron dos veces sobre tres tratando de reconocer su descripción astrológica. Tomando las respuestas al azar se obtienen los mismos resultados.

3 - ¿Cómo explicar que laguna vez los astrólogos dicen cosas exactas?

Es verdad que algunas veces los astrólogos aciertan: También a menudo el azar a demostrado la experiencia científica citada anteriormente. Algunas veces hasta ha superado a los astrólogos.

Estudiaremos esos casos. Diremos de entrada que los que dicen "alguna cosa exacta" son los más hábiles. Es decir, los que saben escuchar, dar confianza, hacer que uno se sienta bien y decirnos las palabras que tenemos deseos de escuchar o bien que nos dan seguridad contra nuestra angustia. En muchos casos resulta evidente que se han informado previamente. Los métodos son conocidos por los especialistas, el secreto no tiene edad. Las viejas gitanas adivinan a veces tanto como los jóvenes astrólogos-psicólogos tan bien vestidos y atentos a nuestra persona.

"Hace mucho tiempo que no veo a Guillemette. Me parece que en este momento no se encuentra bien, que venga a verme", dice un elegante astrólogo de alto nivela la amiga de Guillemette, una mujer soltera que va a pasar sola la Navidad. Guillemette al saberlo dice: "¡Ha pensado en mí! Es verdad, lo ha visto con claridad no me encuentro nada bien en este momento. Iré a verle." Evidentemente, si "El astrólogo" hubiera escuchado de su amiga que Guillemette había empezado un noviazgo no habría dicho nada sobre Guillemette y habría buscado entre sus clientes a alguien propenso a los altibajos emocionales. Hay casos que son para reír.

El señor y la Señora B. son periodistas. Una agencia se puso en contacto con ellos. "¿Podéis hacer, urgentemente, la crónica del horóscopo para tal revista semanal? La persona que debía confeccionarla se ha puesto enferma." Nuestra pareja se pone a trabajar rápidamente: Recortan de otras revistas algunas crónicas de horóscopos. Se dan cuenta de que cada "predicción" semanal para un signo del zodiaco comprende tanto eventualidades felices como desafortunadas. No parece un trabajo demasiado difícil. Mezclan "predicciones" variadas de forma que obtengan " una predicción lo más ambigua posible con mitad y mitad de cada tipo." Todo funcionó correctamente. Recibieron la felicitación de la redactora jefe, los lectores estaban también contentos. Hasta una chica de la redacción de la revista se casó gracias a aquel horóscopo, decía ella.

Para el bien de la pareja sería mejor que no supieran nunca como se realizó la "predicción".

4 - Cuanto más creamos en el poder de un astrólogo más influencia tendrá sobre nosotros.

La verdadera pregunta que deben hacerse los que creen en el poder de un astrólogo es: ¿Su saber está realmente en la lectura de las estrellas o en la influencia que ejerce sobre mí?

Para colmar mis inquietudes sobre el futuro, mi salud, la salud de mis amigos, mis exámenes, mi profesión o el cariño de un amigo hacia mí, los astrólogos son, teóricamente, tan buenos como cualquier otra persona para consolarme o darme esperanzas, pero con la condición que esa persona sea desinteresada y no se aproveche de mi situación. En ocasiones hay grandes precios que pagar y no son siempre en dinero.

Los verdaderos consoladores son aquellos que me ayudan a ser libre, no esos que me dominan. ¿Quién puede dominarme mejor que aquel que me hace creer que tiene el poder de leer las estrellas? Entonces no serán las estrellas las que dominarán mi vida, sino el astrólogo-gurú.

El contacto con videntes y astrólogos puede tener efectos nefastos sobre nuestra vida espiritual. Entre las consecuencias fatales señalamos:

• La ceguera espiritual,
• la tristeza,
• la falta de esperanza,
• dudar del amor de Dios.

No podemos desarrollar aquí este aspecto, sin embargo, para obtener la curación, recomendamos:

• Renunciar a estas prácticas,
• confesarse,
• pedir la liberación y la alegría al señor,
• adorar en el santo sacramento a Jesus-Cristo, verdadero Dios y verdadero hombre.

Él es nuestro liberador, nuestra alegría, nuestra esperanza.

5 - ¿Cómo saber entonces si el futuro puede aportar un cambio (cambios) en nuestra vida?.

Sí, algunas cosas buenas y nuevas pueden llegar a nuestra vida. Las estrellas pueden aportarnos una esperanza con la condición de ir verdaderamente hacia donde ellas nos guían.

Conoceremos esto en la segunda parte.


II - DE LA ESTRELLA POLAR A LA ESTRELLA DE LOS REYES MAGOS


 

1 - La ciencia, las estrellas y la libertad.

En realidad las estrellas no determinan la vida del hombre, pero pueden ayudarle a orientarse.

El signo más conocido de los hombres para guiar su camino es el Sol. Nos "orientamos" mirando al Sol: el Sol sale por el este, se pone por el oeste. Si pongo mi brazo derecho hacia el este y mi brazo izquierdo hacia el oeste, el norte estará frente a mí y el sur detrás. En la noche, gracias a la estrella polar se puede conocer el norte. Por supuesto se pueden hacer cálculos más exactos: Hasta hace poco tiempo, cuando se atravesaba el océano era posible calcular la longitud, es decir, su distancia hacia el oeste o el este y su latitud, es decir, su distancia al polo y al ecuador, con cálculos basados en el Sol y las estrellas. (En el sistema GPS de hoy día las estrellas son reemplazadas por satélites)

En este sentido las estrellas son útiles para guiar mi vida, pero no la determinan, no más que una señalización en un cruce. Por ejemplo, si éste indica Nantes 55 Km no me obliga a ir a ese lugar, pero me ayuda a saber donde estoy.

De la misma manera las ciencias nos enseñan muchas cosas al observar el Cosmos y el mundo físico y no solamente sobre las estrellas y los planetas: física atómica, física de los líquidos o de los fluidos, geología, geografía.

Algunas predicciones se hacen posible gracias a la ciencia: la meteorología, por ejemplo con ciertos márgenes de error a corto plazo. La Biología y la Medicina nos enseñan también muchas cosas sobre nosotros mismos y las posibilidades de conducir nuestra vida.

Por tanto, la ciencia no dice jamás que las estrellas, los vientos, la tierra y los átomos determinan o son el objeto de nuestra existencia.

En realidad todas esas leyes y sus causas dejan entre ellas espacios de indeterminación dicho de otra forma, espacios de libertad. En un cierto número de aspectos se pueden prever resultados estadísticos, pero no resultados individuales, buscando mas allá de ellas el objetivo de esta vida.

Así la libertad humana es la cumbre de la naturaleza, por esta libertad el hombre puede guiar su vida mirando las estrellas buscando más allá de ellas el objetivo de esta vida.

Podeis leer aquí como, 150 años antes de nuestra era, es decir, antes del nacimiento de Jesus-Cristo, un sabio expresaba este pensamiento (Sabiduría, c.13, v. 1 a 9) :

"Sí, vanos por naturaleza todos los hombres en quienes había ignorancia de Dios y no fueron capaces de conocer por las cosas buenas que se ven a Aquel que es, ni atendiendo a las obras, reconocieron al Artífice sino que al fuego, al viento, al aire ligero, a la bóveda estrellada, al agua impetuosa o a las lumbreras del cielo los consideraron como dioses, señores del mundo.

Que si, cautivados por su belleza, los tomaron por dioses sepan cuanto los aventaja el Señor de estos pues fue el Autor mismo de la belleza quien los creó.
Y si fue su poder y eficiencia los que les dejó sobrecogidos, deduzcan de ahí cuanto más poderoso es Aquel que los hizo; pues de la grandeza y hermosura de las criaturas se llega, por analogía, a contemplar a su Autor.

(...) pues tal vez caminan desorientados buscando a Dios y queriéndole hallar. Como viven entre sus obras, se esfuerzan por conocerlas, y se dejan seducir por lo que ven. ¡Tan bellas se presentan a sus ojos!

Pero, por otra parte, tampoco son éstos excusables, pues si llegaron a adquirir tanta ciencia ¿Cómo no llegaron primero a descubrir a su Señor?"

Libro de la Sabiduría 13, 1-9

2 - La estrella de los Reyes Magos.

¿Y la estrella de los Reyes Magos? ¿Porqué el Evangelio da ejemplos como si actuaran como astrólogos siguiendo una estrella?.

Astronome Esta cuestión es muy interesante. Hemos expuesto anteriormente lo que nos permitirá hacer la distinción.

Primero haremos una pequeña precisión, para los amantes de la precisión, es la tradición popular quién habla de reyes, el Evangelio dice: "Magos", en realidad no tiene importancia. Los magos eran los sabios de la época, también astrónomos, astrólogos, lectores de viejos manuscritos históricos e intérpretes de sueños. Se puede suponer que una de las estrellas que observaban les ha particularmente impresionado.

¿Porqué? ¿Resplandor más intenso, aparente desplazamiento? ¿Planeta, cometa, asteroide, estrella, supernova? El texto dice: "Un astro". Esto no es comprometedor. Veremos lo que la ciencia hoy día puede decir.

La ciencia y la estrella de los magos.
Según ciertos astrólogos de la época, Saturno era el astro símbolo de Israel, y Júpiter un planeta real. Pero hubo conjunción de Júpiter y de Saturno dos veces en un año, el -6, lo que habría podido dar lugar a ésta búsqueda de los magos... En el texto, en efecto, la "estrella" desaparece un momento. Esta conjunción Júpiter - Saturno ha sido estudiada por David Hughes de la Universidad de Sheffield y Philippe Véron del Observatorio de París. Hubo también una conjunción de los planetas Venus - Júpiter el año 2, el 8 de diciembre y el 17 de Junio del -1. En fin, hay también una hipótesis del eclipse de Júpiter por la luna en -6 y se sabe también que la fecha de nacimiento de Jesucristo está situada según las referencias históricas entre -6 y el +1.

Pero observemos como ocurre. Los magos asocian a este astro digno de interés una antigua profecía. Se puede pensar que es aquella de Balam: "un astro descendiente de Jacob llega a ser jefe, un cetro se levanta, descendiente de Israel" (Libro de los Números Cap. 24 v. 17), pero no hay nada cierto. Ellos siempre han asociado un astro que les intriga al nacimiento de un rey de los Judíos. Entonces van a Jerusalén, la capital de los judíos e interrogan a Herodes, rey de los Judíos, puesto en este lugar por los romanos.

Éste toma la amenaza con seriedad: ¿Un rival? Al no ser judío, Herodes tiene la duda de lo que podría pasar en el caso de que un descendiente de David, de la antigua familia real de los judíos, reúna al pueblo.

Hipócritamente aparenta interesarse en el asunto. Consulta a los especialistas de los judíos, los doctores de la ley. Ellos saben donde debe nacer el descendiente de David, en Belén.

Los Magos, inmediatamente, retoman el camino a Belén donde encuentran al niño. Se postran delante de Él para rendirle homenaje y le ofrecen como presentes: "Oro, incienso y mirra" y parten sin regresar donde Herodes...

Éste, furioso, ordena matar en Belén a todos los niños de menos de dos años. ¿Es probable? Se ha discutido mucho. Esta historia sería Solamente un relato imaginado para hacer comprender el carácter real del niño Jesús.

Es difícil decir lo que exactamente pasó, pero esta historia no es improbable.

Como se ha dicho en el recuadro, los astrónomos se interesaban en estudiar si el fenómeno era posible y han encontrado muchas posibilidades (Ver la revista: Fígaro del 26 de diciembre de 1996, "El misterioso resplandor de la estrella de Belén").

Con relación a la crueldad de Herodes, está probada históricamente: si no se sabe nada específicamente de la masacre de Belén, se sabe que hizo otras barbaridadestanto o más impresionantes. Comenzando por la de sus propios hijos, por temor a que le tomen el poder. Se conoce también en la historia de esa época un astrólogo armenio, Tirídate, quién en el año 66 a hecho el viaje desde Roma para decirle a Nerón que había visto en las estrellas que era un Dios.

Los astrónomos - astrólogos tenían la costumbre de dirigirse a los poderosos a fin de obtener recompensas.

La historia de los Reyes Magos es efectivamente probable, incluso si no puede ser verificada, pero su interés explicativo es mucho más importante. Nos muestra qué actitud se puede tener frente al mundo y las estrellas.

3 - Los científicos y la búsqueda de Dios.

1°) - La estrella no es Dios.

No es el destino. Las estrellas no determinan nuestra existencia, nuestro futuro, pero hacen que nos hagamos preguntas.

Ante una estrella desconocida, un fenómeno cósmico nuevo, los magos se han puesto en búsqueda y en su búsqueda han descubierto mucho más. Han encontrado al niño Jesús, adelantándose al mundo de la ciencia, han abierto su inteligencia a Dios. Han permitido decir que era él, de esta manera no han encontrado a un niño, sino al Niño Dios.

Herodes buscaba en el niño al niño rey para matarlo.

Los doctores de la ley judía lo saben, conocen las escrituras y pueden decir donde va a nacer el rey de los judíos pero no van a su encuentro.

Y si nosotros no buscamos conocer a Dios en nuestro corazón, las estrellas podrán brillar mucho y testimoniar sobre él y no lo verémos. Las estrellas no son dioses, son signos hacia Dios y hay muchos otros signos para aquellos que buscan.

2°) - La ciencia no muestra a Dios, estudia el mundo.

El mundo no es solamente objeto de conocimiento científico, es también objeto de asombro. Nos cuestiona. Las ciencias nos muestran las regularidades, el orden del cosmos. Pero ¿Porqué este orden y esta regularidad?

Hoy en día los sabios describen lo que se llama las "Constantes del universo". Han descubierto que si las constantes no tuvieran la gran precisión como tienen, el mundo no habría conocido la vida y por supuesto el hombre no habría podido aparecer un día en un universo incompatible con la vida...

¿Quién a podido concebir y ordenar el mundo y estas constantes?

El hombre no demuestra a Dios por la ciencia. La ciencia busca descubrir las constantes del universo.

Pero cuando esas constantes suscitan en los científicos de hoy en día el asombro de los magos de Belén, ¿no encuentran ellos también una estrella en el cielo? La historia de los Reyes magos nos muestra la actitud que se puede tener frente al mundo y a las estrellas. Esta estrella no nos obliga a ir a adorar al niño Jesús en Belén, no más que a los sabios, los doctores de la ley e incluso el poderoso Herodes.

Pero el que se sorprenda buscará y encontrará.

4 - Las estrellas pueden guiar mi vida.

Sí, las estrellas pueden guiar mi vida, no para encerrarla en una cadena absurda de suerte y desgracias. En mi vida hay miles de pequeñas estrellas a través de las cuales Dios me da signos: El reencuentro con unja persona, la alegría del nacimiento de un niño, el dolor de una separación que nos hace pensar en la eternidad...

La estrella de Belén a guiado a los reyes magos a un Rey pobre, a un Dios pequeño y débil, ciertamente han debido estar más asombrados de este rey en un establo, de este Dios niño que de su estrella desconocida. ¿Y si Dios es efectivamente otra cosa que la imagen que yo me hago? ¡ Que misterio de amor revela este niño en el cual Dios todo poderoso se vuelve pequeño para encontrarme! Porqué no considerar por un instante esta extraña revelación: Este Dios no quiere hacer de mi un esclavo. No viene como un niño para suprimir mi libertad, para hacerme sufrir o para impedirme ser feliz. La estrella conduce a Belén. No habla, me deja libre. El niño de Belén me deja libre también. Él todavía no habla, pero pronto Él hablará, si lo escucho a través del Evangelio.

5 - La esperanza que me dan las estrellas.

Como hemos explicado en el párrafo anterior, muchos sucesos en mi vida pueden ser estrellas que titilan muy débilmente. Somos libres de observarlo. Puede que este dossier me ayude a reconocerlas. ¿Porqué Dios me muestra signos a través de esas estrellas en los momentos más difíciles de mi vida? Porque me ama. Dios me promete un futuro donde seré amado.

Las estrellas de los astrólogos y de los horóscopos prometen un futuro, de suerte, siempre ambiguo a fin de poder justificar también la desgracia. Dios, Jesucristo, no es ambiguo. Él se dirige a nosotros que sufrimos :

"Venid a mí los que estéis cansados y agobiados y yo os consolaré porque soy manso y humilde de corazón "

¿Habéis visto algún signo del zodíaco y a su programa de suerte/desgracia llevar vuestra carga?

¿Habéis visto a una constelación o planeta tener un corazón, un corazón manso y humilde?

He aquí lo que Dios dice de la vida después de la muerte, E aquí su respuesta a nuestras angustias y a nuestro deseo de felicidad :

"Esta es la morada de Dios entre los hombres. Pondrá su morada entre ellos y ellos serán su pueblo y el Dios-con-ellos será su Dios. Él enjugará toda lágrima de sus ojos y no habrá ya muerte ni habrá llanto ni gritos ni fatigas, porque el mundo viejo ha pasado".

(Apocalipsis ch.21, v.3 y 4)

El Apocalipsis de San Juan es el último de los libros que, con los evangelios, llamamos el Nuevo Testamento.

 

volver a la pαgina principal